¡La verdad sobre el management!

con No hay comentarios

wood-coffee-camera-desk-16510.jpg-01

La industria del management está repleta de clichés, utopías e simplificaciones. Historias sobre como algunas empresas consiguieron llegar a la cumbre de lo más alto por ser grandes líderes visionarios, corporaciones basadas en el respeto, marcas centradas en el cliente, etc.

¿Y la metodología, los modelos estadísticos, la comprobación de la veracidad de la información que recibimos como empresa? ¿Qué pasa con estas herramientas?

De ahí nace lo que se conoce como efecto halo: la tendencia a evaluar los resultados de una empresa, e inferir que su cultura, su liderazgo, sus valores…son excelentes si son buenos, y pésimos si son malos ¿Realmente los resultados de una empresa dependen de los valores de la corporación o de una metodología bien organizada, estructurada y ejecutada?

Phil Rosenzwig escribió uno de los pocos libros desmitificadores sobre los infundios más frecuentes del mundo del management, siendo el efecto halo el que dio título a la edición original. En el podemos encontrar algunos mitos más que distorsionan la toma de decisiones en las empresas.

Por ejemplo, el espejismo de la correlación y la causalidad: uno de los mayores espejismos se da cuando se correlaciona la satisfacción del empleado con los buenos resultados ¿No es al revés? Pues a todos nos gusta formar parte de un equipo ganador

U otro ejemplo, ¿Son las empresas que contratan a las mejores consultoras de negocio, las que mejores resultados obtienen, o sólo las compañías que obtienen los mejores resultados pueden permitirse contratar a las mejores consultoras? Importante pregunta ¿verdad?

 

No existe una fórmula mágica que te lleve directamente a la cima, pues no depende únicamente de lo bien o mal que lo hagas, la competencia tiene mucho que decir en tu negocio. Por eso, las grandes historias mejor dejarlas para el cine. Gestionar una empresa es tomar decisiones, asumir riesgos y cambiar cosas.

Los negocios, empresas o marcas pueden triunfar a la misma velocidad que se pueden hundir. Lo importante es trabajar en ellos, aprender de nuestros errores y disfrutar al máximo de lo que uno hace.

No sé si esto te da éxito en los negocios, pero si eres feliz con lo que haces, es el mayor éxito que puedes alcanzar

Siguiendo Mentenblanco:

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario